España ha sido en los últimos años referencia europea y mundial en la reducción del número de accidentes en las carreteras. La seguridad vial se ha convertido en uno de los ejes que ha concitado el esfuerzo de todos los implicados en el tráfico. Conductores, peatones, autoridades, legisladores, víctimas, empresas, fabricantes de automóviles, asociaciones y medios de comunicación han convertido en una prioridad la lucha contra la siniestralidad. Un objetivo que se ha mezclado en los últimos tiempos con la búsqueda de una movilidad más sostenible tanto desde el punto de vista medioambiental como de la convivencia de diferentes y nuevos actores en las calles y carreteras.

Estas dos prioridades han inspirado a representantes de 22 entidades del sector de movilidad español, que se han reunido en el Congreso de los Diputados, con objeto de fundar la Alianza por la Seguridad Vial, con el firme propósito de reducir los riesgos por siniestralidad en las vías públicas españolas.

Las cifras alarmantes de victimas de accidentes de trafico ponen de manifiesto la necesidad de la creación de un marco de colaboración entre instituciones, empresas del sector y usuarios, para trabajar de manera conjunta.

Por eso, la Alianza por la Seguridad Vial propondrá iniciativas que mejoren la formación de los nuevos conductores, la renovación del parque móvil y las nuevas formas de movilidad y así, contribuir a la reducción de accidentes.

La alianza está impulsada por la Asociación de ex Diputados y ex Senadores, por iniciativa de Teófilo de Luis, ex presidente de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso. Este proyecto, pionero en España según sus impulsores, cuenta con la participación de un total de 22 firmantes: Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS), Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), FESVIAL, Real Automóvil Club de España (RACE), Plataforma Ponle Freno, la Asociación De Entidades Colaboradoras con la Administración Para La Inspección Técnica De Vehículos (AECA- ITV), VOI,  Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), ALSA, Cariotipo, Repsol, Caser Seguros, BlaBlaCar, Motor 16,  Asociación española de estudios de lesionados medulares (Aesleme), Ganvam,  Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor); Netum Solutions, Connected Mobility HUB, Cable Energía, Federación Estatal de Técnicos de Educación Vial (Fetevi)  y Dräger.

La fórmula de trabajo en la que establecer los ejes de acción que ayuden a definir las mejoras para promover la seguridad vial, se basará en la realización de reuniones periódicas en las que establecer los ejes de acción que ayuden a definir las mejoras para promover la Seguridad Vial. La adecuada atención para la prevención y el riesgo, así como el auxilio a las víctimas y sus familias, serán otras líneas de acción que han marcado la agenda de esta primera reunión de trabajo.

Usuarios, vehículos y vías, los tres ejes de actuación

La voluntad de los miembros de la Alianza por la Seguridad Vial es trabajar en promover iniciativas que mejoren la formación de los nuevos conductores, la renovación del parque móvil y las nuevas formas de movilidad, y así contribuir a la reducción de accidentes. Para ello, se han establecido tres ámbitos de actuación:

1) Los usuarios. Tanto peatones como conductores han de involucrarse como responsables y por ello es necesaria la atención en: La adecuada capacitación de los conductores. El impulso a la formación de todos los usuarios y por ello a la colaboración de los no conductores. Apoyo a las víctimas y sus familiares, así como la necesaria atención a los más vulnerables. En el caso de conductores profesionales, transporte de viajeros y transporte en general, impulsar las medidas necesarias para una conducción segura. El desarrollo de campañas de concienciación encaminados a un mejor uso de las vías por parte de todos los usuarios.

2) Los vehículos. Al constituir elementos fundamentales en las vías de circulación y en ocasiones determinante de la seguridad en las mismas, parece conveniente: Regular con carácter general, según el ámbito competencia, el uso de las nuevas modalidades de transporte estableciendo entre otros aspectos vías para su circulación. Mejorar la eficacia de los controles para asegurar el adecuado estado de los vehículos que circulan por nuestras vías. Poner en marcha un plan de renovación del parque móvil más antiguo en beneficio de la seguridad y la conservación medioambiental.

3) Las vías de circulación. Como espacio físico compartido por peatones y conductores debe ser objeto de atención y por ello es oportuno: Mejorar el trazado y los elementos de seguridad en nuestras vías, previo análisis técnico en aquellos tramos con mayor riesgo o más accidentalidad. Mantener una política realista que permita la conservación adecuada de nuestra importante red. Revisar, en las labores de conservación, la idoneidad de la señalización en beneficio de los usuarios.

La formación, en primer plano

Los miembros de la Alianza por la Seguridad Vial debatirán periódicamente sobre asuntos relacionados con la movilidad, como la formación de los peatones y de los conductores, los avances en los vehículos o la mejora de las vías.

El presidente de CNAE, Enrique Lorca, defendió la necesidad de mejorar la formación para la obtención del permiso de conducir. Lorca confía en que la alianza sirva para «que todos nos centremos en la mejora de la Seguridad Vial y no en los intereses particulares».

Además de CNAE, muchos de los participantes, entre ellos los representantes de ALSA, Anesdor, Motor 16 o Repsol, pusieron el acento en la necesidad de la formación de los usuarios de las vías, dada la incidencia del factor humano en la accidentalidad vial.

Todos los participantes pondrán en común su experiencia en el sector para trabajar por la Seguridad Vial en España y Europa. Porque esta alianza nace también con el reto de llevar a Europa la experiencia española, e influir sobre los legisladores europeos para crear un ámbito europeo armonizado en el sector de la movilidad.

Para Teófilo de Luis «la seguridad vial hoy en día, además de por el índice de siniestralidad, está afectada por los nuevos usos, las nuevas formas de movilidad que requieren la implicación de todos para garantizar el uso seguro de todos los nuevos operadores, conductores y demás usuarios de las vías». La Alianza por la Seguridad Vial pretende ser una representación de la sociedad para buscar alternativas viables de gestión ante esta nueva realidad.

A través de reuniones periódicas se pretende analizar diferentes aspectos de la seguridad vial o la movilidad sostenible y promover iniciativas que mejoren la formación de los nuevos conductores, la renovación del parque móvil y las nuevas formas de movilidad, y contribuir a la reducción de accidentes.

La próxima reunión de la Alianza por la Seguridad Vial está prevista para el mes de marzo.

Fuente QUE ES, MOTOR16,  CNAE

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here