Inicio Formación y Educación Vial Atasco en los exámenes de la DGT: ¿cuáles son las deficiencias?

Atasco en los exámenes de la DGT: ¿cuáles son las deficiencias?

77
0

Según la CNAE, el atasco en los exámenes de la DGT se debe a deficiencias ‘estructurales’, si bien en la situación actual también entran en juego los factores propios de la actualidad. Y es que desde el 12 de marzo hasta finales de mayo no se llevó a cabo ninguna prueba durante el Estado de Alarma.

El 23 de mayo, solo en las Comunidades Autónomas que fueron entrado en fase II, y poco a poco, se retomó la actividad normal según la DGT. Si esta se puede llamar así, pues las medidas de profilaxis respecto a la COVID-19 son una traba añadida al objetivo de aliviar el atasco exámenes de Tráfico.

Así, a comienzo del verano de 2020, según datos de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) 300.000 alumnos aguardaban su turno para el examen de conducir teórico o práctico. Y, como afirma ahora su presidente, Enrique Lorca, este tapón está lejos de resolverse.

«No sólo continúa, sino que en algunos lugares aumenta la bolsa de alumnos sin poder examinarse del carné en el plazo adecuado. En algunos centros de examen el servicio está absolutamente colapsado. Hay escuelas que en un ciclo de pruebas de 12 días hábiles pueden examinar dos o tres alumnos a lo sumo», afirma quien desde enero ocupa la presidencia de CNAE tras ganar las elecciones a José Miguel Baez.

«Este retraso en los exámenes de la DGT supone que aspirantes que están preparados para pasar no lo pueden hacer porque la Jefatura en cuestión no tiene capacidad. Y es un asunto que no es puntual de una Jefatura, sino es recurrente en muchos centros. No podemos continuar así, pues supone un problema para estos alumnos que no tienen plaza para examinarse y un quebranto económico insoportable para las escuelas», denuncia.

A juicio de CNAE, aunque la DGT ha tomado medidas paliativas para solucionar el problema, estas no han servido de mucho. Entre estas medidas han estado las dos pruebas adicionales por funcionario examinador -que pasaron de 10 a 12 o incluso más- en los meses de verano en un plan de horas extraordinarias, «que ya se ha agotado» según las autoescuelas.

¿Retrasan los exámenes de conducir las medidas anti-COVID?

«El problema del servicio de exámenes de Tráfico es estructural, va mucho más allá de contar con un paquete de horas extras, que son muy bien recibidas aunque pocos examinadores accedieron a realizarlas , y que como se está comprobando día a día , no solucionan el retraso», acusan.

Cuando preguntamos por cuál es esa causa ‘endémica’, la respuesta de CNAE sobre los exámenes de la DGT no puede ser más clara: «Por problema estructural entendemos uno persistente y que no depende de la coyuntura (aunque ésta pueda agravarlo). Muy sucintamente: las bajas que se van produciendo a causa de la jubilación no se reponen en su totalidad».

Con lo cual, afirman desde CNAE: «el déficit de personal de oficina y examinadores aumenta ejercicio tras ejercicio. Si realmente hay voluntad de solucionarlo. Se hace imprescindible redoblar esfuerzos para dar servicio adecuado a los ciudadanos. Ahora, no lo tienen».

Sobre si las medidas de protección contra la COVID-19 están llevando a mayores retrasos en los exámenes de la DGT, desde la patronal afirman: «Estas medidas son necesaria, pero no ayudan a mejorar la situación. Ahora se están produciendo muchos retrasos también en la prueba teórica, cuando nunca había ocurrido,  por las limitaciones de aforo de las aulas de examen.

Estas medidas son necesarias, y ante ellas sólo podemos ser rigurosos cumplidores por el bien de todos. Pero como decimos, el verdadero problema no está ahí, sino en el déficit estructural del servicio de exámenes al que sólo DGT y nuestros poderes públicos le pueden dar solución de una forma muy fácil.

Fuente AutoBild

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here