• AECA-ITV explica que la inspección técnica ofrece al vendedor y comprador una garantía del buen funcionamiento del coche de segunda mano
  • Además, la ITV también permite comprobar la correcta identificación del vehículo

La tarjeta de ITV (TITV), conocida también por la tarjeta técnica del vehículo, es un documento que permite conocer el estado e historial del mismo a lo largo de su vida útil, pasando a ser clave en el momento de adquirir un coche de ocasión. La TITV evita errores en la información proporcionada durante el proceso de compra-venta, confirmando que el vehículo que se está comprando o vendiendo, es el mismo que se describe en los documentos legales.

Además, a través del número de bastidor o VIN, se puede acceder a la información sobre accidentes, reparaciones importantes, registro de propietarios anteriores y reclamaciones del seguro, así como que el vehículo esté libre de pagos pendientes o problemas legales.

La ITV voluntaria y la compra de un vehículo de ocasión

Más allá de revisar la TITV, a la hora de adquirir un vehículo de segunda mano, también puede ser de gran ayuda realizar una ITV voluntaria. Es una herramienta que permite asegurar al comprador que el coche que va a adquirir se encuentra en buen estado y al vendedor le permite ofrecer una garantía del buen funcionamiento del vehículo.

En algunas ocasiones los automóviles usados pueden presentar problemas complejos que no se detectan a simple vista y que únicamente se pueden ver a través de una comprobación completa como la que realizan las estaciones de ITV que incluye: el motor, el alumbrado, los frenos, las emisiones de gases, entre otros sistemas.

La ITV también comprueba la correcta identificación del vehículo

La correcta identificación de los vehículos es uno de los aspectos que se comprueban durante la inspección técnica. De hecho, datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, analizados por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos AECA-ITV, dan cuenta de que el 2% de los defectos graves detectados en los vehículos corresponden al capítulo de identificación; siendo los vehículos agrícolas y las motocicletas los que presentan más defectos en este apartado.

¿Qué se comprueba en la ITV en cuanto a identificación?

Desde la ITV se verifica la coincidencia de los datos de identificación reflejados en la documentación presentada (el permiso de circulación y la TITV) con el vehículo a inspeccionar; comprobando el número de bastidor o VIN (número de identificación del vehículo), el número de matrícula, la marca o la denominación comercial.

De esta forma, se comprueba que el vehículo no está implicado en alguna manipulación por sustracción o que tenga alguna irregularidad legal, tema muy importante en la compra-venta de un vehículo de ocasión.

Adicionalmente, las estaciones comprueban si se han efectuado reformas en el vehículo sin la correspondiente anotación en TITV y, en el caso de que el vehículo disponga de una reforma ya registrada, se verifica que no se hayan realizado manipulaciones posteriores a la anotación sobre el elemento reformado. También se comprueba que el número de la placa de matrícula sea visible y coincida con lo indicado en la documentación, así como que la fijación de la placa sea correcta.

Los defectos más impactantes en la identificación de los vehículos

AECA-ITV ha recopilado una serie de fotografías captadas por los inspectores de distintas estaciones de ITV a nivel nacional que muestran los defectos, graves o muy graves. En el relativo al capítulo de identificación, a continuación, mostramos una imagen realizada en una ITV de un número de chasis borrado en un vehículo sustraído.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here