AECA-ITV señala que provocar un siniestro vial por tener el vehículo en mal estado podría conllevar, incluso, penas de prisión.

En 2022 se iniciaron 137.400 procedimientos de delincuencia vial, el mayor volumen desde el 2005.

La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos, AECA-ITV, ha presentado información sobre las consecuencias penales en caso de estar involucrado en un siniestro vial con un vehículo sin la inspección técnica en vigor.

En el encuentro se ha señalado que, más allá de la posible no cobertura de la entidad aseguradora en caso de siniestro y las sanciones económicas que tiene circular sin la ITV en vigor, puede darse el escenario en el que un vehículo provoque un siniestro vial debido a algún fallo en su funcionamiento, tal como neumáticos en mal estado o frenos desgastados, siendo su conductor consciente de estos defectos.

Si, además, una de las consecuencias del siniestro es que se ha puesto en “peligro grave e inmediato la vida o integridad de las personas”, causando la muerte o lesiones relevantes, se podría estar ante la comisión de un ilícito penal que puede llevar aparejada privación del derecho a conducir, multa e, incluso, pena de prisión. Ha agregado el director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz, durante el encuentro que se ha llevado en cabo en Madrid y en el que han participado también Bartolomé Vargas, ex fiscal de Sala de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible; Mar Cogollos, directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal AESLEME, y Pablo Enrique Rodríguez, director general de la Policía Municipal de Madrid.

2022, el año con mayor volumen de delincuencia vial

De acuerdo con la última Memoria de Actividad publicada por la Fiscalía de Seguridad Vial, el volumen de delincuencia vial detectada en 2022 es el mayor desde 2005, con más de 137.400 procedimientos incoados. En concreto, en relación con el delito tipificado en el artículo 380 del Código Penal (CP), que hace referencia a conducir con temeridad manifiesta y poner en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, en el año 2018 el volumen de procedimientos incoados fue de 1.553, mientras que en 2022 fue más del doble, en concreto, 3.539 (128% más).

“Es necesario aclarar que, para que una conducta sea considerada un delito de homicidio o lesiones imprudentes por no haber pasado la ITV, es necesario que se cumplan ciertos requisitos, tales como: la existencia de un riesgo efectivo y concreto para la seguridad vial, la voluntariedad en la conducta del infractor y la relación de causalidad entre la conducta y el riesgo creado. No hay conciencia de que cuando no se ha pasado la ITV, no sólo puede haber una sanción administrativa, sino que nos podemos encontrar ante el Juez Penal en caso de accidente y en supuestos de singular o extraordinaria gravedad ante la medida cautelar de prisión provisional», ha agregado Bartolomé Vargas, ex fiscal de Sala de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible.

Testimonios que evidencian que la ITV salva vidas

Como parte del “Desayuno de AECA-ITV” la entidad ha proyectado también un vídeo con testimonios de casos reales en los que gracias al defecto grave o muy grave detectado durante la inspección técnica del vehículo evitó un siniestro vial. Concretamente, se han presentado historias de tres conductores que llegaron a la estación de ITV creyendo que sus vehículos se encontraban en perfecto estado y les detectaron defectos en neumáticos, frenos y airbag que, de otra forma, no los habrían conocido.

“Es necesario cambiar la percepción de los ciudadanos hacia la ITV, para entender que la labor preventiva que realizan las estaciones es fundamental para determinar si el vehículo se encuentra en condiciones para circular; porque entre las causas que motivan o agravan los siniestros en carretera están las debidas a fallos o defectos mecánicos en los vehículos implicados”, ha asegurado Pablo Enrique Rodríguez, director general de la Policía Municipal de Madrid.

“El estado de la ITV de un vehículo guarda relación directa con su seguridad. Es un procedimiento sencillo que puede significar la diferencia entre sufrir o no un siniestro vial, entre vivir o morir; porque es muy claro el mensaje: la ITV salva vidas”, ha agregado Mar Cogollos, directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal AESLEME.

De acuerdo con el más reciente estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, “Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y al Medio Ambiente”, la ITV evita al año 723 víctimas mortales, 13.100 heridos de distinta consideración y al menos 15.641 siniestros viales. Y, si el total de los vehículos que no acuden a las inspecciones obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 13.517 siniestros viales, más de 11.640 heridos y 353 muertes adicionales.

“Estas cifras demuestran la magnitud de la importancia de las inspecciones técnicas. La sociedad tiene que concienciarse sobre la importancia de tener la ITV de su vehículo en vigor para garantizar la seguridad vial y la protección del medio ambiente”, ha concluido Guillermo Magaz, director gerente de AECA-ITV.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here