Los bomberos exigieron su introducción hace ya años, pues es barato y extremadamente útil

Pese a que raramente hemos oído hablar de ella, la hoja de rescate es un documento que lleva en vigor desde hace más de dos décadas. Se trata de un documento que nació a petición de los bomberos y que a día de hoy ha salvado muchas vidas en carretera, pese a no ser obligatorio en los coches.
Hace ya años que los bomberos se encontraban con serios problemas cuando llegaban a un accidente y tenían que excarcelar a los ocupantes de los automóviles, que en caso de accidente se transforman en verdadera jaulas de las que no pueden salir.

A petición de los bomberos

En el caso de los bomberos el procedimiento es sencillo, pues no tienen más que utilizar las pinzas neumáticas que tienen fuerza suficiente para cortar prácticamente cualquier parte de un automóvil. El problema es que si cortan en un lugar que no es el adecuado pueden agravar aún más la situación
Por ejemplo en el caso de los coches de gasolina es muy delicado cortar en zonas por las que pasan latiguillos de combustible, pues puede provocar que se derrame y generar un incendio.
Del mismo modo si cortan alguno de los pilares que contienen airbags con mecanismos pirotécnicos pueden provocar una verdadera explosión que acabe por hacer daño a los ocupantes.
Foto. Agencia EFE
Accidente ocurrido en España, (EFE)

Peor en los eléctricos

En el caso de los coches eléctricos la situación es aún peor, pues un corte mal dado sobre una de las mangueras que conducen la electricidad pueden provocar que alguien se electrocute.
Es por ello que los bomberos reclamaron la colaboración de las marcas, que coincidieron en la creación de las hojas de rescate, un documento dirigido a los bomberos y en el que se les explica dónde se puede cortar y donde no se debe tocar en caso de accidente.
A día de hoy existe una página web que aglutina la hoja de rescate de prácticamente todos los coches del mercado y que es posible descargar gratuitamente.
Los bomberos explican que hay que imprimirla y si puede ser plastificarla, y guardarla siempre en el parasoles del conductor, que es primer lugar donde ellos buscan.
Actualmente algunas marcas como Renault han incluido un código QR en el parabrisas delantero que permite descargarla directamente al hacerle una fotografía, lo que facilita aún más la situación.
En definitiva, un documento que la DGT debería convertir en obligatorio en el interior de cada automóvil que circule por la calle.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here