La llegada del buen tiempo lleva asociado la aparición de reacciones alérgicas debidas fundamentalmente al polen en el ambiente, potenciando los efectos suelen manifestarse mediante estornudos, irritación de ojos, tos seca y que puede influir en la conducción.

Esta primavera es considerada como atípica, según los expertos, debido a que se han producido dos efectos que no ocurrieron en las primaveras pasadas: la declaración del Estado de Alarma y el periodo de confinamiento.

Estos hechos tan singulares han provocado que la contaminación producida por los gases que emiten los coches diésel de nuestras ciudades y las emisiones de la producción industrial han disminuido de forma relevante, por lo que los problemas respiratorios de la población se prevé serán menores. En este sentido el confinamiento en nuestros domicilios ha provocado que disminuya notablemente la exposición a pólenes y ayudará mucho a aliviar los síntomas de la alergia.

El uso masivo de mascarillas puede en principio evitar que cuando salgamos a la calle, disminuya el contacto con el polen, pero tenemos que tener en cuenta que un aumento del número de horas de exposición, junto a una pluviometría copiosa, como la que hemos tenido durante estos meses, provocará de nuevo que aparezcan con fuerza las causas que aumentan los efectos de la alergia.

Los síntomas mas relevantes que presenta el conductor alérgico son la irritación y picor de ojos, la congestión nasal, picores en la piel, cosquilleo en la garganta, estornudos, afectando todas estas molestias a la conducción, estimándose que el riesgo de sufrir un  accidente aumenta un 30% con conductores alérgicos.

De hecho, según la DGT, una crisis de estornudos unido al lagrimeo de los ojos puede provocar que un conductor recorra 125 metros, circulando a 90 kilómetros, por hora sin ver la carretera.

Otro efecto para tener en cuenta son las alteraciones del sueño provocadas por esta patología, ya que al sufrir rinitis alérgica los conductores no pueden dormir bien y presentan somnolencia diurna que afecta notablemente a la conducción y aumenta la posibilidad de sufrir un accidente.

El uso de antihistamínicos para paliar los efectos de la alergia, también causa somnolencia, por lo que se hace imprescindible revisar la etiqueta, obligatoria desde 2007, que presenta un pictograma en forma de triángulo con un vehiculo en su interior, lo que indica que el medicamento influye en la conducción. La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha elaborado un listado de medicamentos que tienen un impacto significativo sobre la conducción, y clasifica a los mismos en 4 grupos:

  • Categoría 0 : no afectan a la conducción
  • Categoría 1: influencia leve en la conducción
  • Categoría 2: Influencia moderada
  • Categoría 3: influencia muy marcada

Otra recomendación para evitar que el polen entre al habitáculo del vehículo, y afecte al conductor, es mantener los filtros antipolen limpios y en buen estado, cambiandolos periódicamente cuando el fabricante lo recomiende. Los filtros HEPA son los más adecuados para evitar el paso de polen.

Es importante realizar la revisión de estos filtros durante las operaciones de  mantenimiento del vehículo o incluso, como ahora, cuando llevamos varios meses sin utilizar el coche, sobre todo si lo hemos dejado aparcado en la calle.

DIEZ RECOMENDACIONES BÁSICAS PARA UNA CONDUCCIÓN SEGURA CON ALERGIA

  1. Evita la automedicación: debes acudir al médico si notas picor de ojos, tos seca, irritabilidad de ojos, estornudos o problemas respiratorios.
  2. Informa al médico que eres conductor para que te recete medicamentos que produzcan menor somnolencia.
  3. En la medida de lo posible mantén los filtros limpios y en buen estado o utiliza filtroS HEPA
  4. Utiliza gafas de sol para proteger los ojos de los alérgenos y reducir el lagrimeo y picor de ojos
  5. Evita abrir las ventanillas y utiliza el aire acondicionado cuando sea realmente necesario y siempre que tengas el filtro limpio.
  6. No beber bebidas alcohólicas si estas tomando alguna medicación para paliar los efectos de la alergia, y mucho menos si vas a conducir.
  7. Limpia el coche a conciencia, para evitar ácaros en las tapicerías o las alfombrillas, sobre todo si has llevado a tu mascota o si llevas mucho tiempo sin utilizarlo, como ocurre tras el confinamiento.
  8. Evita realizar viajes durante el amanecer o el atardecer, ya que en esas horas se concentra la mayor cantidad de polen.
  9. Procura no dejar el coche en zonas húmedas ya que en esas zonas aumenta la concentración de polen
  10. Si necesitas tomar medicación obligatoriamente, comienza el tratamiento dos o tres días antes de iniciar el viaje para que los efectos sedativos disminuyan al adaptarse al organismo.

1 Comentario

Responder a La DGT avisa de los peligros que puede tener la alergia primaveral al volante | infoVIAL Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here