Los turismos han sido el tipo de vehículo con mayor índice de mortalidad durante el último año, hecho que se agrava si contemplamos que el número de turismos implicados en siniestros viales con fallecidos, de más de 10 años de matriculación y sin la ITV en vigor han aumentado un 3% entre 2019 y 2022, último año del que se tienen registros.

De las 1.145 personas que fallecieron en siniestros viales en nuestro país durante el 2023, 555 viajaban en turismos, lo que representa el 48% del total. En el caso de las personas heridas hospitalizadas, de las 4.495 que se registraron en el último año en las vías, 2.051 viajaban en turismos, lo que representa el 46%.

Desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos AECA-ITV inciden en la importancia de garantizar el correcto mantenimiento de los turismos que circulan por nuestras carreteras y advierten de una elevada ratio de incumplimiento de vehículos que no van a la ITV en este tipo de vehículos, lo que podría explicar su alta tasa de siniestralidad.

“Estas cifras muestran de forma clara la relación que hay entre la antigüedad de un vehículo, el estado de su ITV y su seguridad; resaltando, además, la importancia de asegurarnos de que todos los coches que circulen por nuestras carreteras lo hagan con la inspección técnica al día. La ITV es, sin duda, un elemento clave para lograr reducir la siniestralidad vial”, ha asegurado Guillermo Magaz, director gerente de AECA-ITV.

El 83% de los turismos supera la ITV a la primera

Desde la entidad recuerdan que la ITV es un procedimiento sencillo. Los datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo muestran que, durante el 2022, último año del que se tiene registro, las estaciones de ITV españolas llevaron a cabo la inspección de 15.727.253 turismos particulares, de los cuales el 83% superó la ITV favorablemente en la primera inspección.

En cuanto al tipo de defecto detectado, el 27% es grave y el 73% leve. En los turismos que no superan la ITV, por su parte, se detectan 1,8 fallos graves por vehículo; lo que los convierte en el tipo de vehículo con la ratio más baja.

Los defectos que más se detectan en los turismos son los siguientes: el alumbrado y señalización, emisiones contaminantes y ruedas y suspensión, en torno al 23% en cada capítulo. En el lado contrario, los defectos que menos se detectan en la ITV a turismos son: identificación (2%), acondicionamiento interior (4%) y motor y transmisión (4%).

Los turismos deben pasar su primera ITV al cumplir 4 años de su matriculación. Entre los 4 y los 10 años, deben pasarla de forma bianual y, a partir de ahí, será cada año. Esta periodicidad se mantiene independientemente del tipo de motor del coche.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here